fbpx

Defiéndete de la manipulación emocional con estas armas secretas.

Tal vez la palabra «Manipulación» te suena conocida o sientes que algo así te está afectando dentro del contexto de tus relaciones.

Tal vez eres una de esas personas que se dio cuenta de que ya no quiere tolerar una relación donde abunda la violencia física y psicológica o donde los niveles de estrés y ansiedad son altos por cualquier razón.

Tal vez, sucede que le dices a una persona que algo te pareció mal y resultas siendo tú el o la culpable y terminas pidiendo disculpas de algo que en realidad te hicieron a ti.

Tal vez, eres una de esas personas que debe aguantar a una ex pareja que no se rinde, y que adopta diversas estrategias para volver a estar contigo sin tomar en cuenta tu deseo de separarte con lo difícil que esto puede llegar a ser para ti, y entonces te aborda, te escribe, y trata de acercarse incansablemente, y tú, vuelves a caer, y durante unos días todo anda bien pero después todo vuelve a esa normalidad que ya no quieres vivir, pero que sigues viviendo porque estás en un estado de confusión y con alta inestabilidad emocional, pasando del amor, al dolor, al deseo de libertad y a la culpa, a veces en un solo día.

Una de las razones para que esto suceda es la manipulación psicológica, que se puede definir como “la presión emocional que hace una determinada persona sobre otra, mediante diversas estrategias, para que su víctima actúe de acuerdo a su voluntad y cumpla con sus fines, sometiéndola a sus deseos”. Y que bien podría llegar a constituir el delito de violencia psicológica. 

¿Por qué sucede esto?

Te lo explico ahora para que no te suceda más:

El cerebro tiene una parte para pensar, que se llama corteza cerebral, con esa parte tú eres consciente y te das cuenta que lo mejor es terminar.

autorregulacion emociional corazon roto

Para funcionar bien, esta parte del cerebro necesita tranquilidad. Entonces, si estás en una relación tóxica, habrás notado que, en momentos de serenidad serás capaz de analizar ampliamente tu situación y comprender sin temor a equivocarte que tu relación necesita un final.

Asimismo, el cerebro también tiene una parte para emocionarse, que se llama sistema límbico. Ahí nace el miedo, la ira, también la alegría, y la tristeza.

Lo interesante en cuanto a la relación y funcionamiento de ambas partes del cerebro que hemos mencionado, es que cuando se enciende el sistema límbico, y nos emocionamos, la parte pensante (corteza) se apaga (baja notablemente su actividad) y nuestra capacidad de pensar con claridad, disminuye. 

Así la cosa, como si la persona manipuladora fuera experta en neurociencias, intentará encender tus emociones para que no puedas pensar, dejándote a merced de sus estrategias mediante las que intentará sin piedad, emocionarte positivamente con halagos, promesas y frases hermosas; o negativamente, inyectando culpas o haciéndote sentir loca o tonto, a menos que hagas lo que él o ella te dice. En ese momento con tu sistema límbico encendido, sentirás una alta intensidad emocional, y una alta confusión o dificultad para analizar la situación con argumentos mas amplios, quedando vulnerable al sometimiento de tu victimario, todo esto causado intencionadamente por la persona manipuladora, a quien solo le importa que finalmente tu te transformes en su esclavo o esclava para fines afectivos, sexuales, o los que sean que esta persona necesite para quedarse tranquilo o tranquila.

¿Te estás comenzando a sentir identificada o identificado con lo que vas descubriendo hasta aquí?

Vamos a revisar entonces algunas pequeñas cosas que puedes ir implementando para sentirte mas en control sobre tu propia vida, anulando el efecto de la manipulación de la que tal vez estás siendo víctima sin haberte dado cuenta.

Para evitar manipulaciones hay que darse cuenta de  lo que hace el manipulador y comenzar a pensar de manera lógica y pidiéndole argumentos concretos, es decir, encendiendo tu corteza cerebral de nuevo.

Al hacer esto verás como la persona manipuladora cambiará de estrategias, pasando por ejemplo de los halagos a la agresión o usando frases de devaluación y culpabilización, ya que notará que sus estrategias no le funcionan.

Si quedas mal y te duele el estómago, tu respiración se acelera etc., es porque se ha activado tu sistema límbico con los recuerdos o culpas respecto de lo que la persona manipuladora te dijo, y las emociones se han disparado hacia el cuerpo a través del tronco encefálico, llegando a tu corazón, pulmones, estómago y músculos que se comenzarán a preparar para el peligro, haciéndolo notar en tus sensaciones corporales. Estos son los efectos del estrés y ansiedad en tu cuerpo, producidos por la manipulación psicológica y que transforman una relación en “tóxica”, pudiendo afectarte físicamente incluso al punto de ser causa de síntomas de la miocardiopatía por estrés. 

Todo este conjunto de sensaciones físicas también las puedes calmar, regulando tus emociones y “calmando tu cuerpo”, mediante diversas estrategias dentro de las que obviamente está no exponerte a diálogos con la persona manipuladora, sino que buscando ayuda en personas de confianza que conformen tu grupo de apoyo.  Los abrazos, las caricias y en general la contención de un ser querido pueden funcionar como un excelente regulador de emociones y facilitar tu calma, esto se conoce como “co-regulación emocional”.

De la misma forma, para calmar el dolor físico resultante de emociones como el miedo o la tristeza, puedes aprender a calmarte de manera autónoma, haciéndote cargo de la tormenta interior producida por la culpa o el miedo que “inyecta” en tu cuerpo quien te manipula. Esto se logra mediante el ejercicio de la “Autorregulación Emocional”. Este concepto es bien conocido en el mundo de la psicología y puedes encontrar en internet muchas formas de aprenderla y practicarla.

Como en mi trabajo me dedico a acompañar a personas que están saliendo de relaciones tóxicas o que acaban de terminar una relación de pareja, yo mismo he desarrollado un curso en videos, completamente digital para que las personas puedan aprender la ciencia y la práctica de la Autorregulación Emocional, y tu puedes comenzar este curso ahora mismo aquí.

Espero de corazón haber aportado para tu bienestar psicológico, y espero que, llegado el momento, este conocimiento te sirva para poder afrontar la manipulación resultando menos dañado o dañada y con más posibilidades de terminar esa relación que te está haciendo sufrir.

Si necesitas acompañamiento profesional no dudes en contactarme.

 

¿Quieres que yo sea tu psicólogo?

Sólo debes presionar el botón, dejarme tus datos y yo te llamo.

3 comentarios en «Defiéndete de la manipulación emocional con estas armas secretas.»

  1. Hola. Sinceramente quedé impactada, porque parece que me estabas describiendo en todo lo que he estado viviendo estos últimos meses, que han sido de arto sufrimiento.
    ¿Me gustaría saber si la persona que manipula es conciente de que está haciendo eso y de porqué es capaz de hacer sufrir a otra persona torturándola con palabras, en vez de estar tranquilo y vivir una relación saludable y en paz?

    Responder
  2. Querido Huguito;
    Muy interesante el artículo que me haz enviado..muchas cosas me quedaron claras entendí varios comportamientos que se han presentado..las explicaciones y la forma de enseñar está muy claro..agradezco sinceramente que me hayas enviado este correo…con esto aprenderé y actuaré desde el conocimiento..mi vida y mí relación pasa por altibajos desde la consciencia y la razón empezaré a llevar esto.
    Hugo de verdad me encantan todas tus publicaciones y todos tus Post siempre estás ayudando y dando Tips para mejorar y aprender a llevar la convivencia humana de mejor forma.
    Muchísimas gracias que Dios te bendiga a Ti y a toda tu familia.
    Gracias.

    Responder

Deja un comentario