fbpx

El apego ansioso y su alarma de abandono

No existe otro estilo de apego con mejor desempeño detectando indicios de abandono que el apego ansioso. Si has visitado mi blog anteriormente, es posible que estés en sintonía con el tema de los estilos de apego, si no es así, puedes conocer más de este tema aquí.

Una persona adulta con apego ansioso es capaz de detectar los más mínimos cambios en las expresiones faciales, tonos de voz,  miradas, palabras, tiempos, distancias, conductas, preferencias de música, comida, disponibilidad e incluso pequeños cambios en el ritmo respiratorio de su pareja, entre otras variaciones, ya que esto le permite detectar anticipadamente la posibilidad de abandono o de distanciamiento de la persona que representa su base y refugio en la vida.

¿Esto es bueno o es malo?

Lo bueno es que sus detecciones son siempre acertadas, es muy raro que una persona con apego ansioso se equivoque en la detección de un cambio en su pareja. Lo malo es que sí se podría equivocar al asumir que este cambio es realmente por una intención efectiva y real de su pareja de abandonarla. (tiende a tomarse todo personal).

¿Por qué ocurre esto?

Por años de entrenamiento de su sistema de apego en la infancia, con cuidadores cuya presencia o disponibilidad era inestable. Recordemos que el “sistema de apego” es el conjunto de reacciones físicas, emocionales y mentales que nos movilizan a estar cerca de quien amamos cuando detectamos su alejamiento. Esto varía según el estilo de apego de cada persona, ya que el estilo de apego es, en realidad, la adaptación de una determinada persona al tipo de conexión o vínculo ofrecido por sus cuidadores desde el momento de nacer, que puede variar de acuerdo a las experiencias vinculares que tenga durante su vida, y que en definitiva, le dan una forma personal y particular de relacionarse con personas que le son significativas.

Lamentablemente la inestabilidad de la presencia y cuidado los padres para atender las necesidades emocionales de los niños y niñas es muy frecuente ya que hemos construido una sociedad enfocada en la productividad y no en el respeto por los procesos de vinculación entre los seres humanos durante su desarrollo. Por esta razón naturalizamos el abandono, el rechazo y la desconexión de nuestros niños y niñas con sus figuras de apego, separándolos de ellos para enviarlos a sala cuna, colegios, o dejándolos al cuidado de alguien más  para ir a trabajar u obligándolos a dormir solos en una etapa en que todo su cuerpo, recogiendo información ancestral, les dice que la noche es un momento peligroso y que necesitan la compañía y protección de sus padres. Así comenzamos a pensar que nuestros niños necesitan “mucha atención” cuando en realidad nos piden exactamente el monto de atención que naturalmente necesitan.

Para un niño o niña, el no saber cuando podría contar con su papá o mamá, o quizás no saber cuando su papá se iría de la casa, produce un permanente estado de alerta en su sistema nervioso, y por esto su sistema de apego se activa al más mínimo cambio. Si ese papá sale de su casa por un momento a ver algo en el auto, esta niña o niño muy probablemente saldrá corriendo pidiéndole a su papá que no se vaya, que no la abandone o preguntándole a donde va.

El apego ansioso es un tipo de apego inseguro que se caracteriza por un sistema de apego hipersensible, por lo que si este es tu estilo de apego, no te equivocarás en detectar cambios, pero si podrás equivocarte en sus causas.

Si es tu caso, un proceso terapéutico y un entrenamiento en autorregulación emocional, te pueden ser útiles para entenderte más y tener mayor bienestar en las relaciones, ya que podrás ser capaz de ser consciente de cómo y cuando se encienden las alarmas de tu sistema de apego y al mismo tiempo regularlas. Por otra parte puedes aprender y validar tus necesidades afectivas para encontrar una pareja que te comprenda y acompañe tal y como tú lo necesitas.

Si necesitas comenzar un entrenamiento de autorregulación emocional para desarrollar tu capacidad de tolerar la distancia de tu pareja de mejor manera regulando las alarmas de tu sistema de apego ingresa aquí.

 

 

Referencias

«Attached: The New Science of Adult Attachment, by Amir Levine, Rachel Heller

 

¿Quieres que sea tu Terapeuta?

Sólo debes presionar el botón, dejarme tus datos y yo te llamo.

3 comentarios en «El apego ansioso y su alarma de abandono»

Deja un comentario