fbpx

Anestesia emocional: ¿Disociación tras una ruptura de pareja?

«Terminé una relación y en lugar de sentirme triste, me siento desconectada, no extraño, no añoro, solo sentir vacío y decepción, todo muy plano…¿qué ocurre ahí?»

Disociación

El fenómeno de disociación es una respuesta adaptativa que “desconecta” temporalmente nuestra mente de la realidad cuando nos encontramos ante una situación límite ante la cual otras respuestas (como luchar o huir) no nos permitan afrontar una determinada situación amenazante. Es una “Anestesia temporal” que reduce el impacto emocional, la tensión, el miedo y el dolor del momento.
 

Lo importante es sobrevivir

A veces lo olvidamos, pero para nuestro cerebro y para nuestro sistema nervioso lo más importante es nuestra supervivencia, y para ello tiene una serie de sensores mediante los cuales recibimos información desde el exterior y asimismo una serie de circuitos ramificados en nuestro cuerpo para adaptarnos de la mejor forma posible con lo que nuestros sentidos perciben.

Así es como gracias a estas redes nerviosas que unen a nuestros sentidos con nuestro organismo, somos capaces de sobrevivir, mediante diversas reacciones o respuestas para afrontar las amenazas que se nos van presentando en la vida, a esto denominamos «respuestas al estrés».

Sistema nervioso autónomo

La principal red nerviosa de nuestro organismo en lo que se refiere a nuestra supervivencia es el sistema nervioso autónomo. Esta red nerviosa conecta a nuestro cerebro con nuestros órganos vitales y es la responsable del funcionamiento automático de todo aquello que es vital para nuestra supervivencia, como el ritmo cardíaco, la respiración, el sistema digestivo, entre otros.

El sistema nervioso autónomo es el responsable de que se te acelere el corazón y la respiración ante un momento de peligro, preparando a tu cuerpo para huir o luchar.

Lo interesante es que nuestro sistema nervioso autónomo no solo genera respuestas ante amenazas de animales, terremotos o incendios, sino que también ante las situaciones que se presentan con otros seres humanos, ya que los otros seres humanos pueden ser una fuente de protección y amor, pero también una amenaza.

«Congelamiento» la última opción para no morir.

Dentro de las opciones que tiene nuestro sistema nervioso autónomo para lograr que podamos sobrevivir, es el congelamiento o la parálisis. Inmovilizarnos ante un depredador y más aun caer al suelo desmayado puede desactivar el «instinto de caza» del animal que nos vio como su presa y así tendríamos una última posibilidad de salir vivos de ese peligro, cuando no tenemos otra cosa que hacer, cuando luchar o huir se hace imposible o cuando definitivamente la lucha o la huida no nos brindarían la solución que necesitamos.

Este sistema «inmovilizador», consta de varias herramientas para su funcionamiento, y uno de ellas es la disociación.

Mediante la disocioación, podemos experimentar una desconexión emocional y una sensación de separación de la realidad, o una sensación de distanciamiento. Como revisamos anteriormente, la disociación es una de las respuestas de adaptación posibles ante una situación de peligro, pero al activarse puede presentar dificultades en situaciones menos amenazantes. Por ejemplo existen personas en cuya infancia respondieron frecuentemente con congelamiento-disociación ante el maltrato recibido por sus cuidadores y es por tanto, esperable que sufra de estados disociativos con facilidad en su adultez, ya que su sistema nervioso autónomo estará «acostumbrado» a responder de esa forma. Esto podría producir que ante situaciones amenazantes en el trabajo, te disocies, y pierdas temporalmente la conexión con tu labor, lo que podría derivar en más problemas.

Puedes aprender más sobre esto estudiando la «Teoría Polivagal» del Dr. Stephen Porges. Esta teoría científica reúne conocimiento validado de neurociencia y describe como el sistema nervioso autónomo influye en nuestras respuestas sociales y emocionales.

De la desconexión a la conexión

El trabajo terapéutico con «Mindfulness» o «Atención plena» puede ser beneficioso especialmente en casos de respuestas al estrés que incluyan la disociación, ya que implica estar presente en el momento actual «sin juzgar». Esto te puede ayudar a conectar con tus emociones, permitiendo que surjan y se procesen de manera consciente.

Estar alerta a los sentidos y practicar la atención plena puede ayudar a disminuir la activación de las respuestas  de estrés del sistema nervioso autónomo. Esto puede contribuir a una mayor regulación emocional y facilitar el proceso de recuperación después de una ruptura.

3 Ejercicios de atención plena que te pueden ayudar:

  • Respiración consciente: Puedes empezar simplemente prestando atención a la inhalación y exhalación, observando como el aire entra y sale. Esto ayuda a calmar la mente y a estar presente en el momento para tolerar tus propios sentimientos y emociones.
  • Exploración sensorial: Puedes elegir un objeto cotidiano y dedicar tiempo a observarlo detenidamente, prestando atención a los detalles, texturas, colores, olores, etc. Esto ayuda a la consciencia plena de tus sentidos y a sentirte seguro o segura tolerando lo que percibes poco a poco.
  • Escaneo corporal: Cierra los ojos y dirige tu atención a cada parte de tu cuerpo, notando cualquier tensión o sensación. Esto te ayuda a tomar consciencia y mediante ello la re-conexión con tu organismo.

Es importante destacar que cada persona es única, y las estrategias que funcionan pueden variar. Por esta razón la búsqueda de apoyo terapéutico puede proporcionar herramientas específicas y personalizadas para manejar las emociones y superar los estados disociativos.

 

¿Cuándo me tengo que preocupar?

Cuando enfrentamos situaciones emocionales intensas, el cuerpo puede activar respuestas de estrés que incluyen la desconexión emocional como una forma de afrontamiento. Es importante señalar que estas respuestas son mecanismos de supervivencia naturales, pero la experiencia puede variar de persona a persona. Si esta sensación persiste o afecta tu calidad de vida, podría ser útil buscar ayuda profesional.

 

Deja un comentario