fbpx

Amor, enamoramiento y apego: Problemas y soluciones después de una ruptura

En la travesía emocional tras una ruptura de pareja, es esencial comprender y abordar los distintos fenómenos que surgen: amor, enamoramiento y apego. Sobre todo porque, lamentablemente existe mucha información incompleta, especialmente en redes sociales y si tu estás pasando por una ruptura te sentirás abrumado o abrumada por la lluvia de mensajes que encontrarás, muchos de los cuales incluso te harán sentir culpable por sentir lo que estás sintiendo.

Aquí te guiaré a explorar estos aspectos humanos sin juicio, ofreciendo consejos para transitar este proceso con mayor claridad.

Descargo de responsabilidad:

Recuerda que este artículo, al igual que el contenido de mis redes sociales, es una invitación a educarse en estos temas y también a despertar tu interés en  estos aspectos psicológicos de la vida, para que tengas más herramientas; pero en ningún caso constituyen un diagnóstico o terapia. Si tú estás pasando por una crisis derivada de una ruptura de pareja, lo mejor es que consultes a un profesional para un adecuado diagnóstico y acompañamiento personalizado para tu caso en particular con todo su contexto, ya que cada persona y cada caso es diferente.

1. Distinguiendo el Amor, el Enamoramiento y el Apego:

– Amor: Un sentimiento profundo y duradero de afecto y conexión hacia uno mismo u otro ser, donde se busca su bienestar. Existen diferentes formas de amor: romántico (por la pareja), filial (por hijos, familiares, hermanos), fraternal (hacia otros seres en general). Este sentimiento es plenamente positivo para el ser humano, ya que facilita los vínculos entre las personas y lleva al organismo a un estado de bienestar y salud. El amor por si mismo, no representa un problema, sino que es simplemente uno de los sentimientos más hermosos que el ser humano puede conocer. En el fondo, no hay razón para dejar de sentir amor por la persona de la que te has separado, así como no dejamos de sentir amor por familiares de los que nos hemos separado en alguna ocasión, de manera temporal o definitiva.

– Enamoramiento: La fase inicial y apasionada de la relación de pareja. Consiste en la activación dentro de nuestro organismo de una seria de respuestas biológicas asociados al deseo sexual y hacia el objetivo de la reproducción de nuestra especie. Cuando estamos enamorados se estimulan hormonas como las endorfinas y neurotransmisores como la dopamina, asociados al placer producido por estar junto a la persona que es el objeto de nuestro deseo. Pasamos por períodos de angustia al separarnos y buscamos exclusividad en los encuentros con esa persona. El enamoramiento funciona como una adicción a las endorfinas y a la dopamina cuyas dosis se intensifican en cada encuentro, y cuya falta nos angustia al separarnos. Tendemos a idealizar a esa persona especial.

¿Qué hacer con el enamoramiento?

Acepta las emociones intensas, pero también se consciente de la idealización. Reconoce que el enamoramiento puede evolucionar y transformarse. Busca formas alternativas de obtener la sensación de placer que antes obtenías de tu pareja. Por ejemplo la actividad física y los chocolates ayudan a estimular la producción de endorfinas en tu organismo, lo que en parte te puede ayudar a sentirte un poco mejor.

-Apego: El apego es la constante búsqueda que hacemos los seres humanos de una conexión emocional segura y duradera. Es importante comprender que al apego no es una enfermedad, sino la forma en que nuestro organismo actúa para cuidar un vínculo que nos brinda seguridad en la vida. Por lo tanto al estar juntos nos sentimos seguros y al separarnos aparece el estrés y la ansiedad de la separación, porque asumimos que estar solos es algo peligroso. Por esta razón, cuando niños nos asustamos al separarnos de nuestros padres y como adultos entramos en crisis de ansiedad o pasamos por un período de inestabilidad emocional al separarnos de nuestra pareja que puede ser mayor o menor dependiendo del estilo de apego.

¿Que hacer con el apego?

  Estudia a fondo tu estilo de apego para que puedas comprender tu manera particular de responder a la separación. Comprende que el apego puede proporcionar seguridad, pero también puede hacer descubrir una falta de autonomía. Explora cómo equilibrar la autonomía y la conexión emocional en tus relaciones. Esto se puede lograr aprendiendo técnicas de regulación emocional en terapia psicológica y revisando cómo las experiencias de separación en tu infancia pueden estar influyendo en como te sientes al separarte de tu pareja ahora que eres adulto o adulta.

2. Consejos generales para transitar el Proceso:

– Sin Juicio: Evita el autocrucificarte por sentir apego o por recordar momentos de enamoramiento. Cada emoción es válida y parte del proceso natural de sanación. Permítete sentir sin juzgar.

– Autoexploración: Tómate el tiempo para entender tus propios sentimientos. La autoexploración te permitirá reconocer patrones y aprender de la experiencia.

– Ayuda Profesional: Cada persona es única, y buscar ayuda profesional, ya sea a través de terapia individual o grupal, puede ofrecer herramientas específicas para tu situación. No hay vergüenza en pedir apoyo.

Conclusión:

En este viaje post-ruptura, abrazar la complejidad de amor, enamoramiento y apego es crucial. No se trata de juzgar estas emociones y sentimientos, sino de comprenderlas. Recuerda que cada experiencia es una oportunidad para crecer. Buscar ayuda profesional es un acto de amor propio que puede iluminar el camino hacia la recuperación emocional y el florecimiento personal. ¡Ámate y permite que el tiempo sea tu aliado en este proceso de transformación!

Si sientes que es el momento de buscar ayuda profesional personalizada, simplemente presiona el botón de abajo

Deja un comentario