fbpx

Una ruptura afecta el cerebro: descubre cómo y por qué

Al pasar por una ruptura de pareja, todos piensan en el corazón, pero: ¿qué pasa con el cerebro? esta lectura ayudará a responder esa pregunta de manera sencilla y además encontrarás formas de cuidar a tu cerebro.

Seguramente no lo habías pensado pero…

Nuestro cerebro también es un órgano, y además es un órgano altamente sensible a estímulos que provengan desde nuestro interior y también desde el exterior. En cuanto a lo exterior, es especialmente sensible a todo lo que tenga relación a vínculos interpersonales, esto sucede porque nuestro cerebro es un órgano principalmente social, ya que desde el momento de nacer y hasta el último día de nuestras vidas, dependemos de las demás personas para asegurar nuestra supervivencia: Tener vínculos seguros, desde el punto de vista de nuestra programación como especie, es la salvaguarda de nuestra vida, y por lo tanto una separación, nos pone en situación de emergencia. Todo este fenómeno de sentirnos en una situación de estrés y ansiedad al separarnos y de buscar constantemente la cercanía de otros seres que nos brinden seguridad, es conocido en el mundo de la ciencia como «APEGO».
 

Enamoramiento, placer y dolor

Por otro lado nuestro cerebro también está involucrado directamente en el proceso de enamoramiento, que desde un punto de vista neurobiológico, es la activación del deseo y la atracción hacia otra persona con fines reproductivos «sexo-afectivos». En un estado de enamoramiento nuestro cerebro cambia y mediante ciertas variaciones hormonales y de neurotransmisión, aumenta significativamente la sensación de placer al estar junto a la persona de la que estamos enamorados, produciendo pensamientos obsesivos hacia la persona que deseamos y la sensación de que es única.
 
El proceso de enamoramiento cumple un rol también fundamental en nuestra supervivencia como especie, ya que gracias a este proceso es que finalmente cada día se llevan a cabo encuentros entre personas que de manera consciente o no tanto, están haciendo lo posible para procrear.  El punto es que separarnos de una persona de la que estamos enamorados, también pone a nuestro cerebro en una condición de emergencia, ya que le hará falta la sensación de placer y bienestar producida en cada encuentro y así es como pasaremos por la angustia y dolor de una ruptura, parecido al síndrome de abstinencia que padece una persona que sufre de adicciones.
 

El cerebro ante una emergencia

Vamos a resumir este tema complejo, el cerebro humano tiene estas dos áreas implicadas en las situaciones de emergencia, que interactúan entre sí: La corteza cerebral y el sistema límbico. Hablaremos de cerebro pensante (corteza cerebral prefrontal) y cerebro emocional (sistema límbico).

Ante una situación de emergencia (como lo es una separación) el cerebro emocional responde mediante una activación acorde a la situación, brindándonos la consciencia de estar sintiendo una emoción o varias emociones específicas, así como también disparando una serie de procesos biológicos muy rápidos a nivel corporal para poder hacer frente a la emergencia, como lo son la aceleración del corazón, la respiración, la tensión muscular y el aumento de la generación de hormonas como la adrenalina y el cortisol, los que una vez han inundado nuestro cuerpo, facilitaran nuestro estado de alerta y respuesta rápida ante el peligro (estrés).

También ante una situación de emergencia, la parte pensante de nuestro cerebro colabora. En ese momento la corteza prefrontal detiene todos los pensamientos en curso, dando prioridad a la situación de emergencia comunicada por su contraparte emocional, redirigiendo toda su atención y capacidad de resolución de problemas a la recuperación de la seguridad perdida. Por esta razón, al pasar por una ruptura pensamos insistentemente en ello, dejando de lado los problemas de trabajo, estudios, económicos, etc, y quedamos vulnerables a tomar decisiones rápidas y poco eficientes a largo plazo, como la compra de regalos, viajes apresurados, u otras similares.

Es importante educarnos respecto de esta respuesta cerebral ya que puede afectar nuestra salud física y mental (trastornos del sueño, trastornos alimenticios, etc) y también poner en riesgo nuestras relaciones, estudios, trabajos, familias, economía, etc.

Todo lo anterior se puede ver aumentado en caso de que padezcas algún tipo de trastorno específico de tu salud mental y por lo tanto siempre es recomendable que consultes a tu psicólogo y psiquiatra.

¿Qué hacer para calmar a nuestro cerebro?

Es importante que consideres que cada cerebro funciona de manera similar en cuanto a su mecánica, pero de manera muy diferente en cuanto a la intensidad de las respuestas de emergencia y a su capacidad de recuperar la calma. Estas diferencias hacen que para calmar tu cerebro de manera efectiva, tengas un buen diagnóstico profesional e idealmente un acompañamiento personalizado, donde se aborden tus dificultades y recursos.
 
Dicho eso, podemos señalar que el cerebro está comunicado con el cuerpo mediante redes nerviosas, y la comunicación entre el cuerpo y el cerebro es bidireccional, por esta razón si tu cerebro prende las alarmas (se estresa) tu cuerpo también lo hará. Aquí se abre una gran oportunidad: debido a la comunicación bidireccional cuerpo-cerebro, si tu cuerpo se calma, tu cerebro también lo hará. Por esta razón es importante que aprendas ejercicios de relajación muscular y de respiración, para así llevar a tu cuerpo a un estado de calma que sea comunicado a tu cerebro.
 
Por otro lado, recuerda que en una situación de emergencia tu cerebro pensante dirige su atención hacia el problema específico comunicado por tu cerebro emocional. Pero adivina que: tu cerebro pensante también le puede decir cosas a tu cerebro emocional, cosas para calmarlo, puedes usar las capacidades de tu cerebro pensante de imaginar para visualizar escenarios de paz, pensar en afirmaciones positivas y dirigir tu atención a esos pensamientos de paz, de esta forma tu cerebro emocional se ira calmando poco a poco y tu cerebro pensante tomará nuevamente «control de la situación»
 

Con todo, no es un proceso sencillo y como te dije anteriormente puede que requieras ayuda profesional, sin embargo calmar a nuestro cerebro es completamente posible. Ayuda mucho practicar.

¿Quieres aprender más?

En los procesos terapéuticos post ruptura que acompaño como psicólogo especalista en rupturas de pareja, uno de los principales objetivos es que la persona que consulta logre «calmarse a sí misma», pero hay muchas otras cosas que hacer para poder superar una ruptura.

¿Te gustaría aprender más? He creado una guía en videos con más de 60 sesiones donde he puesto el mismo contenido que trabajamos en  terapia, esta guía estará a tu disposición por un precio muchísimo menor al que te costaría asistir a terapia y también te ahorrará tiempo y trabajo de buscar la información de manera autodidacta, y lo mejor es que puedes comenzar ahora mismo a ver los videos y a trabajar en superar esa ruptura de pareja que tiene a tu cerebro intranquilo, con una guía profesional y experta que puedes ver desde la comodidad de tu hogar.

Aprovecha el precio promocional que estará disponible por tiempo limitado y además:

  • Recibe las herramientas prácticas que nadie te explica.
  • Aprende a reducir el estrés emocional y la ansiedad por la separación.
  • Aprende cómo lograr que esta experiencia sea menos traumática para ti y para tus hijos en caso de tenerlos.
  • Aprende a poner límites y a sostenerlos.
  • Aprende qué es el duelo y como transitarlo
  • …Y mucho más

En la guía está todo lo que trabajo junto a mis pacientes para que superar una ruptura de pareja les resulte más fácil.

Empoderate, libérate de lo que te hace sufrir y permítete un nuevo comienzo.

Obtén acceso INMEDIATO a la guía presionando el botón de abajo.

Deja un comentario