fbpx

ATRACCIÓN por otra persona cuando estás en pareja: ¿Es normal?

La respuesta es sí. Se que para algunas personas esto puede resultar curioso o perturbador, especialmente para las más «celosas» o «celosos», y aun cuando es un tema muy sensible, es importante abordarlo precisamente para evitar rupturas y sufrimiento en las parejas cuando tal vez no sea necesario.

Al igual que una persona vegana experimenta deseos naturales ante el olor de un asado, las personas en relaciones comprometidas pueden enfrentarse a atracciones hacia otros individuos que surgen de manera natural, a pesar de estar comprometidas con su pareja y sin necesidad de pasar por alto sus valores ni debilitar su relación. En ambos casos, se trata de reconocer y aceptar los deseos y las atracciones como parte de la experiencia humana, al tiempo que se navega conscientemente cómo responder a ellos de una manera que respete los valores personales y los compromisos establecidos. Es un recordatorio de que nuestras acciones y decisiones están influenciadas por una interacción compleja entre nuestras inclinaciones naturales y nuestras creencias y valores personales.

 

Explorando la Biología de la Atracción

En el camino del amor, la etapa del enamoramiento inicial a menudo se describe como un torbellino de emociones y pasión donde el espacio para sentir atracción por una tercera persona es prácticamente nulo. Esto se debe a que el estado de enamoramiento es una estrategia de la naturaleza para facilitar la unión entre las personas y eventualmente la reproducción. Por esta razón lo esperable es que, estando enamorados «no tengamos ojos para otras personas». Sin embargo, lo que a menudo se pasa por alto es el hecho de que, incluso después de que esta fase haya pasado, el impulso biológico y psicológico de la atracción sigue latente en nuestras mentes y cuerpos, lo cierto es que nos acompañará hasta el último día de nuestras vidas. Es esencial comprender que experimentar atracción hacia otras personas, incluso cuando estamos en una relación comprometida y estable, es una experiencia humana común y natural. Entender la complejidad detrás de estos sentimientos puede ser fundamental para fortalecer y enriquecer las relaciones a largo plazo.

Desmitificando los Sentimientos de Culpa

Es común que surjan sentimientos de culpa cuando experimentamos atracción hacia otras personas mientras estamos en una relación estable. Sin embargo, es importante recordar que sentir atracción hacia otros no es un indicador de falta de amor o compromiso hacia nuestra pareja actual. Los sentimientos de culpa pueden surgir debido a las expectativas sociales o personales internalizadas sobre cómo «deberíamos» sentirnos o comportarnos en una relación. Es crucial reconocer que la atracción hacia otros es una experiencia humana natural y no necesariamente indica un problema en la relación actual. Al desmitificar los sentimientos de culpa y abordarlos con compasión y honestidad tanto hacia uno mismo como hacia la pareja, podemos fomentar una relación más abierta y comprensiva. En lugar de permitir que la culpa nos consuma, podemos utilizar estos sentimientos como una oportunidad para explorar nuestras necesidades y deseos individuales dentro de la relación de manera constructiva.

Comunicación Abierta: La Clave para una Relación Saludable

La comunicación abierta y honesta es fundamental en cualquier relación, especialmente cuando se enfrenta a la complejidad de la atracción hacia otras personas. Abrirse el uno al otro sobre los sentimientos y pensamientos que surgen puede fortalecer la confianza y el vínculo emocional entre la pareja. Al compartir estos sentimientos de atracción, se abre la puerta a una comprensión más profunda de las necesidades individuales y de la relación en sí misma. La comunicación abierta también proporciona la oportunidad de establecer límites claros y negociar acuerdos que honren tanto la conexión entre la pareja como la autonomía individual. En última instancia, cultivar un espacio de diálogo honesto fomenta un ambiente de apoyo mutuo y crecimiento dentro de la relación.

Practicando la Gratitud y el Compromiso

Cultivar la gratitud y el compromiso en una relación puede ser un poderoso antídoto contra las tensiones que surgen cuando la atracción hacia otros se presenta en el camino. Apreciar conscientemente los aspectos positivos de la relación y expresar gratitud por las cualidades únicas de la pareja puede fortalecer el vínculo emocional y promover un sentido de conexión más profundo. Además, renovar el compromiso mutuo con la relación y con los valores compartidos puede servir como un recordatorio constante de la importancia de trabajar juntos en medio de los desafíos. Al centrarse en lo que realmente valoran el uno del otro y comprometerse a enfrentar las dificultades juntos, la pareja puede navegar las aguas de la atracción con mayor confianza y estabilidad.

Autoexploración y Autenticidad en la Relación

La autoexploración y la autenticidad son fundamentales para transitar los desafíos que surgen cuando se experimenta atracción hacia otras personas estando en una relación. Tomarse el tiempo para explorar nuestros propios deseos, necesidades y límites nos permite comprender mejor quiénes somos y qué buscamos en una relación. Al mismo tiempo, ser auténticos con nuestra pareja sobre nuestras reflexiones y descubrimientos puede fomentar una mayor intimidad y comprensión mutua. La honestidad consigo mismo y con la pareja crea un espacio seguro para compartir vulnerabilidades y aspiraciones, lo que fortalece la conexión emocional y promueve un sentido de confianza y aceptación mutua. Al comprometernos a ser fieles a nosotros mismos y a nuestra relación, podemos construir una base sólida para enfrentar los desafíos que puedan surgir mientras exploramos el territorio emocional juntos.

Reconociendo los Límites y las Necesidades Individuales

Es esencial reconocer que cada persona en una relación tiene límites y necesidades individuales que deben ser respetados y considerados. Cuando se experimenta atracción hacia otras personas estando en una relación, es importante tener en cuenta estos límites y necesidades tanto propios como de la pareja. Esto implica comunicarse abierta y honestamente sobre lo que se siente cómodo y lo que no, así como estar dispuesto a escuchar y respetar las necesidades del otro. Reconocer y respetar los límites de cada uno promueve un ambiente de confianza y seguridad dentro de la relación, permitiendo que ambas partes se sientan valoradas y comprendidas. Al mismo tiempo, estar en sintonía con nuestras propias necesidades nos ayuda a mantener un equilibrio saludable entre nuestra vida individual y nuestra vida en pareja, lo que contribuye a la fortaleza y estabilidad de la relación a largo plazo.

Hacia una Relación más Fuerte y Consciente

Al enfrentar los desafíos que surgen cuando se experimenta atracción hacia otras personas estando en una relación, es posible cultivar una relación más fuerte y consciente. Esto implica comprometerse activamente a trabajar juntos para comprender y abordar los cambios emocionales que puedan surgir. Al priorizar la comunicación abierta, la honestidad y el respeto mutuo, la pareja puede construir una base sólida para enfrentar cualquier obstáculo que se presente en el camino. Además, practicar la empatía y la comprensión hacia las experiencias y sentimientos del otro promueve una mayor conexión emocional y fortalece el vínculo entre ambos. Al adoptar una actitud de crecimiento y aprendizaje continuo, la pareja puede aprovechar las experiencias desafiantes como oportunidades para profundizar su comprensión mutua y fortalecer su relación en lugar de debilitarla. En última instancia, comprometerse a cultivar una relación más consciente y fortalecida puede llevar a una mayor satisfacción y plenitud en la vida en pareja.

¿Te ha servido esta entrada? Me gustaría saber tu opinión, dejame un comentario.

Si estás pasando por una ruptura de pareja o dificultades emocionales en tus relaciones simplemente presiona el botón verde y estaré contigo para ayudarte.

 

1 comentario en «ATRACCIÓN por otra persona cuando estás en pareja: ¿Es normal?»

Deja un comentario