fbpx

Apego evitativo: te aman, pero no como tú quieres

Vamos a aclarar este tema tan controversial, especialmente cuando se habla de rupturas de pareja. La verdad he visto en redes sociales todo tipo de comentario escrito desde el desconocimiento que van produciendo la existencia de ciertos mitos respecto del estilo de apego evitativo, como por ejemplo que son «narcisistas», o que no pueden desarrollar vínculos profundos, ni sentir amor, ni enamorarse, que son los antagonistas en las historias de amor…«iba todo bien, pero era evitativo».

Vamos a aclarar este tema para que no te confundas, con algunas definiciones importantes:

¿Qué es el apego?

De manera resumida, el apego es la constante búsqueda de una conexión segura con otros seres humanos, especialmente con algún ser humano que nos brinde reciprocidad en esta conexión, es decir…que nos tome en cuenta. Los seres humanos de todas las edades hacemos esta búsqueda de conexión. Lograr conectar de manera segura con otros seres humanos es vital para nuestra salud física y mental, ya que como seres sociales dependemos del grupo para sobrevivir y por tanto la desconexión nos pone en una situación percibida por nuestro cerebro como de riesgo, donde aumentan nuestros niveles de estrés y nuestra salud se deteriora en diversos ámbitos.

¿Qué es el estilo de apego?

El estilo de apego es la forma particular de una determinada persona para hacer esta «búsqueda de conexión», también para sostener el vínculo una vez establecida la conexión y por cierto la manera en que esa misma persona responde a la separación.

El estilo de apego se produce en respuesta a las condiciones vinculares que un bebé-niño, encontró en su infancia con sus figuras de referencia, en el fondo el cerebro de un niño o niña se adapta de manera muy adecuada a la forma que tiene su cuidador para conectar.

Si un niño llora de hambre y la respuesta más frecuente de la  mamá es prestarle atención y brindarle alimento, pues el cerebro de ese niño va a aprender que la conexión de la cual dispone es segura, y así desarrollará un estilo de apego seguro con el cual buscará conexión en su vida adulta; por el contrario si su madre no atiende esa necesidad o es muy intrusiva en el cuidado y esto es lo constante, pues el resultado será que el cerebro de ese niño aprenderá que la conexión de que dispone no es segura, y por tanto desarrollará un estilo de apego inseguro, con sus variantes de «ansioso» (busca constantemente a su mamá) y «evitativo»(no quiere molestar a su mamá o siente que su mamá le molesta).

Asimismo si el niño llora porque tiene hambre y su mamá se burla o lo maltrata de manera constante y luego lo alimenta, el cerebro de ese niño estará confundido crónicamente y no tendrá la oportunidad de aprender cómo o qué hacer para lograr una conexión segura, desarrollando un estilo de apego desorganizado.

¿Qué es el estilo de apego evitativo?

El apego evitativo es una forma de apego inseguro y es el resultado de una experiencia de la infancia donde los intentos de un niño o niña para conectar (apegarse) con sus padres mediante miradas, contacto físico, y búsqueda de apoyo emocional, fue mayormente rechazado. Siendo así, el niño o niña aprendió que para lograr recibir cuidado, tenía que evitar  acercarse mucho a sus padres, no decir lo que sentía o necesitaba, por temor a “molestar”.

Otra dinámica vincular que influye en el desarrollo de un apego evitativo, son los cuidadores demasiado intrusivos, que no dan suficiente espacio de descanso-autonomía a sus hijos especialmente en las primeras etapas de su desarrollo, influyendo con esto en que el niño o niña tenga una especia de «déficit» de independencia en los vínculos, lo que se verá también reflejado en la adultez.

En resumen, el estilo de apego evitativo es la adaptación normal e incluso inteligente ante padres-cuidadores menos conscientes de las necesidades de sus hijos e hijas, poco facilitadores de la expresión emocional o demasiado intrusivos.

¿Cuál es el efecto en la adultez?

Para las personas con apego evitativo es muy importante mantener su independencia y autosuficiencia.  En las relaciones de pareja prefieren la autonomía a la intimidad, Aunque desean sentirse cerca de otras personas, se sienten incómodas con demasiada cercanía y tratan de mantener a su pareja “a distancia”. No gastan mucho tiempo preocupándose de sus relaciones románticas o en la posibilidad de ser rechazadas. Tienden a no abrirse a sus parejas y frecuentemente reciben quejas por ser emocionalmente distantes. En las relaciones están constantemente alertas a signos de control o influencias de su pareja en su territorio.

¿Las personas con apego evitativo pueden desarrollar vínculos profundos?

Si pueden, y lo primero que tenemos que distinguir para poder comprender esto mejor es que el concepto de APEGO, considera per sé la activa búsqueda de conexión segura de un ser humano con  otro, no hay que olvidar que el apego es eso. Lo que pasa es que tener un estilo de apego evitativo implica que esta búsqueda de conexión es desarrollada evitativamente, ya que ese cerebro aprendió que esa es la manera en que los vínculos se deben establecer y mantener.

¿Pueden enamorarse las personas con apego evitativo?

Sí, las personas con apego evitativo pueden enamorarse. El enamoramiento es un estado temporal de activación del deseo hacia otra persona, donde se producen una serie de cambios a nivel neurobiológico en nuestro organismo y que facilitan la reproducción de nuestra especie y el estar juntos brindándonos compañía y placer a nivel físico y psicológico.

El estilo de apego no es una variable que influya en la capacidad de una persona de enamorarse, más bien, el estilo de apego tiene que ver en cómo la persona comunicará su enamoramiento o qué hará al respecto. Una persona con apego evitativo enamorada, seguramente tendrá la tendencia a ser más tímido y a sentirse cómodo en el contacto físico por momentos más breves, no será del tipo de persona que te llena el whatsapp con mensajes de enamoramiento, pero que se enamoran…se enamoran.

¿Las personas con apego evitativo pueden amar?

Si, las personas con apego evitativo pueden amar. El amor es un sentimiento más a largo plazo, que implica la decisión de estar junto a una persona, de hacerle el bien, de confiar, de comprender y de respetar a pesar de las diferencias, el amor se puede decir que es «lo que queda después de que el enamoramiento se acaba y que aún mantiene juntas a las personas en un vínculo profundo, duradero y satisfactorio».

El estilo de apego no es una variable que influya en la capacidad de una determinada persona para amar a otra, pero sí influye en las expresiones de afecto. Una persona con estilo de apego evitativo te puede amar profundamente y no hacer alarde de este amor, sin embargo mantenerse fiel junto a ti hasta la muerte aunque al momento de dormir juntos prefiera que no te le pegues tanto en la cama (cada uno en su lado es mejor).

Resumiendo:

Especialmente si eres una persona con apego ansioso, imaginarás que el amor y el enamoramiento son instancias de besos y abrazos eternos, de estar juntos todo el día, de hablar por horas en el whatsapp o por teléfono y de grandes y dramáticas declaraciones de amor…entonces si una persona con apego evitativo se enamora de ti, estará bien lejos de esas fantasías tuyas, pero no porque no te ame o por que no se haya enamorado de ti, sino porque su forma de conectar con esos sentimientos y experiencias, es parecida a la de un gato, que quiere estar contigo y siempre regresa, pero es un misterio lo que siente por ti.

Si acabas de terminar una relación de pareja por alguna incompatibilidad de estilos de apego o por otras razones y sientes que necesitas ayuda profesional, no dudes en visitar mi sitio web para más contenido relacionado y también para que agendes una asesoría en caso que lo consideres necesario.

Te espero!

Deja un comentario