Límites claros con tu ex: decir te amo es una transgresión

Hace un tiempo atrás, cuando comenzaste esa relación de pareja en la que, con toda la ilusión de estar comenzando lo que parecía ser “soñado”, fuiste (con más menos consciencia) abriendo puertas, y permitiendo que la persona elegida fuera traspasando las fronteras que lo llevaron directo al interior de tu ser.

Para comprender cuales fueron los límites que permitiste a tu pareja traspasar, conviene revisar brevemente la teoría triangular del amor del psicólogo estadounidense Robert Sternberg, que caracteriza el amor en una relación interpersonal según tres componentes diferentes: intimidad, pasión y compromiso:

  1. La intimidad, entendida como aquellos sentimientos dentro de una relación que promueven el acercamiento, el vínculo, la conexión y principalmente la autorrevelación, medido especialmente en la cantidad y profundidad de los temas que conversamos con esa persona en particular. O dicho de otra forma el afecto hacia otra persona que surge de los sentimientos de cercanía, vínculo afectivo y relación, implica el deseo de dar, recibir, compartir, etcétera.
  2. La pasión, como estado de intenso deseo de unión con el otro, como expresión de deseos y necesidades, gran deseo sexual o romántico acompañado de excitación psicológica.
  3. La decisión o compromiso, la decisión de amar a otra persona y el compromiso por mantener ese amor. Este componente implica mantener la relación en los buenos y en los malos momentos así como mostrarlo al mundo, hacerle saber a las demás personas que estamos juntos.

Desde esta perspectiva, los límites, o las fronteras que permitiste a tu ex traspasar cuando te enamoraste, fueron precisamente los que le permitieron acceder a tu intimidad, pasión y compromiso. Así, fuiste acercándote y dejándole acercarse, ampliando y profundizando temas de conversación, dando, recibiendo…expresando luego tu deseo sexual y fantasías románticas…y finalmente comprometiendo tu decisión de estar con esa persona y nadie más, contándole a tus amigos, amigas, familiares, subiendo fotos a tus redes sociales, dando cuenta al mundo de esa relación de amor.

Dependiendo del tipo de relación de pareja, es posible que no todas estas fronteras hayan sido abiertas, dando con esto diversas configuraciones a los límites que permitiste traspasar o no. De todas formas el problema surge al momento de terminar la relación de pareja, ya que tú y tu ex necesitarán relacionarse de una forma nueva, aunque se hablen poco o aunque se hablen mucho…un nuevo tipo de relación entre dos personas necesitará de un nuevo establecimiento de límites.

Para esto, en mi propuesta, nos tomaremos nuevamente de los tres componentes del amor de Sternberg, donde iremos identificando con claridad todos aquellos “ya no” que necesitarás cumplir y hacer cumplir:

  1. Nuevos límites de intimidad: Aquí el desafío es de reconocer que necesitarás retroceder en cuanto a la cantidad y profundidad de los temas que conversas con tu ex y también los que le respondes. La relación cambió y por tanto cambió también la forma en que interactuabas con tu ex en cuanto a dar, recibir, compartir. Por ejemplo si hablaban de como se sentían por las noches, mediante whatsapp…tal vez es momento de decir “ya no”.
  2. Nuevos límites de pasión: Las interacciones que tengas con tu ex también deberán tener un retroceso en cuanto a las formas románticas de tratarse, expresiones de amor o de cariño, apodos, mensajes con corazones y fotos románticas quedan fuera del nuevo límite y por tanto es mejor que queden vetadas. Miradas tiernas, sorpresas románticas o decir “te amo”, ya no son muestras de amor, sino que en el nuevo escenario son mas bien una transgresión. De la misma forma y en el nuevo contexto el contacto físico ya no debiera ser de la misma forma y las insinuaciones sexuales pueden ser vistas como acoso y pasar incluso a una violación en caso de que una de las personas que acaba de terminar no reconozca los nuevos límites de la relación.
  3. Nuevos límites de compromiso: Ya no puedes esperar ni permitir que tu ex se comporte contigo como si aún siguieran juntos. Por ejemplo ya ninguno tiene la obligación o el derecho de estar presente en fechas importantes ni de intervenir en decisiones. Los límites cambiaron y el compromiso con la relación ya no es exigible. Muchas personas con el corazón roto, siguen pidiendo a su ex que no tenga una nueva relación pasado un tiempo de haber terminado, esto es un ejemplo del no reconocimiento o establecimiento de nuevos límites acordes al nuevo escenario de la relación.

 

El establecimiento de nuevos límites con tu ex es necesario para devolverle a tu cerebro la predictibilidad que necesita, es decir su capacidad de anticipación y con esto, disminuir el estrés del quiebre. De esta forma le permitirás a tu cerebro adaptarse lo más rápidamente posible al nuevo escenario, por muy doloroso que parezca al principio.

Es muy común que los y las ex, durante un tiempo al menos, tiendan a confundirse y a mantenerse en una zona de límites poco claros. Esto genera estrés y afecta la salud mental de quien quiere y necesita recuperarse lo antes posible de la tristeza que implica el término de una relación de pareja especialmente si fue inesperado.

El término de una relación de pareja suele ser traumático, causa gran malestar físico y psicológico a las personas, y es por esta razón que es ideal que lo afrontes de la manera más informada posible e idealmente acompañada por un profesional de la salud mental, quien te podrá orientar de manera imparcial y pensando siempre en tu bienestar.

Si estás en esa situación y necesitas una orientación profesional de manera personal, contáctame:

Hugo Huerta Fernández
Psicólogo
Especialista en intervención en trauma complejo del desarrollo.
Diploma Terapia Gestalt
Enfoque holístico de la salud (A.Schnake)
Cerro Alegre, Valparaíso
+56 9 6418 5626

Conoce como es la psicoterapia para un corazón roto aquí:

Leave a Comment